Los Básicos del Envío


USA Baseball

No se puede exagerar la correlación entre un movimiento de lanzar sólido y repetible y el éxito en el montículo. Aunque lanzar sea difícil, los varios variables por todo el deporte lo hacen mucho más difícil (cómo es el bateador, está lloviendo o no, hay un agujero en el montículo o no). El lanzador tiene que aprender qué puede controlar y qué no. Esto empieza con su envío.

ANTES DEL ENVÍO
Un hecho que a menudo se pasa por alto entre los lanzadores juveniles es que cada lanzamiento cuenta en la composición total del envío. Los principios de la memoria muscular, que a menudo se aplican a batear en la jaula o trabajar desde el tee, afecta el juego y suele pasar desapercibido en el ámbito de desarrollar la mecánica sólida de lanzar. Los lanzadores tienen que ser consciente de lo que hacen los brazos y los cuerpos. Esto no se aplica sólo mientras se lanza en un partido o se trabaja en el bullpen, sino todas las sesiones de cachar y tiro largo trabajan en conjunto con la memoria muscular como lanzador. Cacha con un propósito, no sólo para aflojarse.

LA POSTURA DE WIND UP
Antes de pisar en la goma, el lanzador tiene que saber cuál postura es apropiada para su situación actual. Sin corredores en las bases, por ejemplo, se puede usar el wind up. Para esta postura, el lanzador empezará en la goma, mirando el plato, con los pies separados aproximadamente al ancho de los hombros y el guante y la mano de tirar juntos delante del pecho. El lanzador debe estar de pie, vertical y relajado. Desde esta posición, el lanzador dará un paso corto hacia atrás con el pie del lado del guante (este paso corto no representa una transferencia del peso y sólo debe usarse como un paso de balancearse). Después, el lanzador pivotará el pie del lado de tirar para que esté alineado con el lado frontal de la goma. Una vez que esté en esta posición, el lanzador puede halar la rodilla del lado del guante hacia arriba para llegar al levantamiento de la pierna, es decir la posición de equilibrio.

LA POSTURA DE ESTIRAMIENTO
La postura de estiramiento es más común hoy que nunca entre los lanzadores sin corredores en las bases. Hay que usar esta postura con corredores en las bases, y su simplicidad la presta a usarse a menudo para introducir el lanzar a jugadores más jóvenes. Para esta postura, el lanzador empezará con el hombro del lado del guante apuntado hacia el plato, y el exterior del pie del lado de tirar alineado con la parte frontal de la goma. El guante y la mano de tirar deben estar en una posición relajada delante del pecho, y los pies deben separarse al ancho de los hombros. Desde esta posición, el lanzador puede desplazar el peso al pie del lado de tirar para llegar al levantamiento de la pierna o la posición de equilibrio.

EL LEVANTAMIENTO O LA POSICIÓN DE EQUILIBRIO
Sin importar cuál postura se usa para empezar el envío, el lanzador siempre alcanzará el equilibrio a través del levantamiento de la pierna, también conocido con la posición de equilibrio. El lanzador levantará la rodilla del lado del guante para que esté por lo menos paralela con la tierra. Mientras mantienen el equilibrio y el control del cuerpo, la parte inferior del cuerpo debe estar cargada y lista para mover hacia delante para enviar el lanzamiento.

EL ROMPIMIENTO
El lanzador empieza el movimiento hacia el plato con la fase de rompimiento. En la fase de rompimiento, el lanzador debe enfocarse en el guante del receptor. Es cuando se separan el guante y la pelota y empieza el movimiento de tirar. El guante, el brazo de tirar y la zancada deben moverse todos en sincronización. Es importante que la cabeza del lanzador se quede sobre el pie del lado de tirar cuando empieza el movimiento hacia delante. El codo del lado del guante debe usarse para halar el hombro de tirar. Los dedos de la mano de tirar deben estar encima de la pelota, con el brazo moviéndose por una progresión hacia abajo, hacia atrás y hacia arriba para que por último la pelota se apunta hacia la posición típica del jardinero corto para un lanzador diestro, y la posición típica de la segunda base para un lanzador zurdo. Se debe dar la zancada con el pie del lado del guante, alineado con el blanco. El pie de la zancada debe aterrizar alineado con el pie del lado de tirar que está engranado con la goma.

LA POSICIÓN DE PODER
El pie del lado del guante ya ha golpeado con la tierra, dejando al lanzador en la posición de poder. Aquí, las piernas están en una amplia base, ambos brazos están levantados y preparados para empezar la transición hacia delante. Dicha transición debe empezar tan pronto como el pie del lado del guante golpee con la tierra. La mano del lado del guante empezará a halarse dentro del pecho mientras el brazo de tirar continúa el arco, ahora hacia delante hacia el plato. El codo del lado de tirar debe estar por lo menos a la altura de los hombros, con la mano de tirar detrás de la pelota. El movimiento del guante al estar halado y el de la mano de tirar al moverse hacia delante ocurren simultáneamente para maximizar tanto la velocidad como la exactitud. Durante este tiempo, la parte superior del cuerpo también se desplaza desde el punto de comenzar sobre la pierna trasera hacia un punto más avanzado sobre la pierna delantera. Esto es una aceleración rápida y un desplazamiento de momento que culmina con la llegada del lanzador al punto de soltar.

EL PUNTO DE SOLTAR
El punto de soltar es donde se une el envío entero del lanzador. Ahora, la parte superior del cuerpo y el momento se han desplazado fuera, sobre la pierna del lado de guante. El brazo del lado de tirar ahora trabaja enfrente del cuerpo y está acelerando hacia el receptor. La pelota debe soltarse al frente en una trayectoria descendiente hacia el blanco. La mano del guante está metido al pecho del lanzador y su momento sigue adelante al marcar el movimiento.

MARCAR EL MOVIMIENTO
Una vez tirado el lanzamiento, marcar correctamente el movimiento es la etapa final crítica del envío. Hay dos principios primarios en marcar el movimiento correctamente. Primero, la compleción del movimiento debe permitir que el lanzador tenga una deceleración del brazo de tirar. Una interrupción brusca del brazo o una compleción desequilibrada es una receta para la lesión. El lanzador quiere completar su movimiento con la espalda plana y permitir que el brazo de tirar termina el movimiento más allá de la rodilla del lado del guante. Segundo, una buena compleción debe poner al lanzador en buena posición para hacerse jardinero activo. Fildear su posición es una de las mejores maneras de que el lanzador puede ayudar a su propia causa, y marcar bien el movimiento es el primer paso hacia alcanzar este éxito.